Nunca adivinarás este enorme emisor de CO2

Emisor masivo de CO2

Cuando la mayoría de la gente piensa en las emisiones de CO 2 , piensan en los combustibles fósiles como el carbón, pero uno de los mayores culpables de las emisiones de carbono es en realidad el cemento. El cemento es el ingrediente clave del hormigón, que se utiliza en todo el mundo, pero tiene una huella de carbono muy profunda.

¿Qué tan popular es el cemento? El agua es el artículo más consumido en el mundo seguido del cemento. Según el Informe de Chatham House , el cemento es responsable de aproximadamente el 8% de las emisiones de carbono del mundo. La industria del cemento en su conjunto genera más emisiones de carbono que la mayoría de los países, solo superada por Estados Unidos y China.

¿Por qué se usa tanto el cemento?

cemento

El cemento es el ingrediente clave del hormigón, que es la piedra angular del mundo moderno. El hormigón se utiliza para construir casi todas las estructuras imaginadas como puentes, rascacielos, presas y mucho más. El concreto fue especialmente útil en la restauración de naciones devastadas por la guerra después de la Segunda Guerra Mundial.

Por supuesto, el hormigón no es un invento moderno, data de hace miles de años. El usuario más conocido del hormigón y el cemento es el imperio romano, que construyó múltiples proyectos de gran envergadura que solo fueron posibles gracias al hormigón y que aún hoy se celebran.

Como puede imaginar, se usa mucho hormigón para construir grandes estructuras. Al ser ampliamente accesibles y aceptados en todo el mundo, los negocios de concreto se extendieron con la misma rapidez. Naturalmente, a medida que aumentaba la demanda de hormigón, se usaba más cemento para fabricarlo.

A medida que más naciones comiencen a modernizarse en todo el mundo, el negocio del hormigón seguirá creciendo. Esto significa que no se vislumbra un final para el uso expansivo del hormigón.

¿Por qué el cemento emite tanto carbono?

emisiones de carbon

Mientras que la creación de hormigón es fácil de entender, las emisiones de CO 2 no lo son. El mayor problema es el clinker de creación. El cemento clínker se crea cuando las materias primas, la piedra caliza y la arcilla, se calientan a unos 1400 °C. Se introducen otras sustancias, pero el resultado final es la creación de cemento que está listo para ser enviado a las empresas hormigoneras.

El proceso se conoce como calcinación y los materiales se dividen en óxido de calcio y dióxido de carbono. El proceso de calcinación es responsable del 90% de las emisiones en la elaboración del cemento. Mientras este proceso siga siendo el mismo, se seguirán liberando al aire cantidades masivas de dióxido de carbono.

¿Son posibles las alternativas ecológicas para el cemento?

Absolutamente, y ya han sido creados. Una empresa con el nombre de bioMason ha desarrollado un enfoque ecológico para la creación de bloques de hormigón.

Trillones de microorganismos se inyectan en moldes llenos de arena. Simplemente mantén el molde a temperatura ambiente y en cuatro días tendrás una pieza de biocemento.

Dado que se libera tanto dióxido de carbono cuando se crea el cemento, el uso de las tecnologías disponibles en la actualidad solo servirá hasta cierto punto. Encontrar una nueva alternativa al proceso del cemento es imperativo para reducir significativamente las emisiones.

Las dificultades del cambio

El hormigón es la piedra angular del mundo moderno y la mayoría de los arquitectos e ingenieros son bastante reacios a probar otras sustancias. Al construir cualquier estructura, desde un rascacielos hasta un puente, existen peligros. El concreto ha sido probado y ha resistido la prueba del tiempo.

Es confiable y seguro construir con concreto mientras que cambiar a un nuevo bloque de construcción es peligroso. Las empresas constructoras siempre serán reacias a cambiar sin incentivos de los gobiernos.

El cambio está en camino

Sin una desaceleración a la vista, el mundo busca hacer que la creación de concreto sea más amigable con el medio ambiente. La Asociación Global de Cemento y Concreto (GCCA) se fundó para hacer frente a esta misma situación. Representa el 35% de la producción de cemento en todo el mundo.

Este tema fue ampliamente discutido en la reciente Conferencia Climática en Polonia, donde estuvieron presentes líderes mundiales, delegados y líderes de la industria del cemento. Esta conferencia tenía como objetivo decidir sobre las mejores formas de cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de reducir las emisiones.

Para cumplir con estos objetivos, la industria del cemento debe reducir sus emisiones en un 16 % para 2030. La buena noticia es que la GCCA está totalmente comprometida con la reducción de las emisiones de carbono que provienen de la industria y ha publicado 6 nuevas pautas para ayudar a orientar a la industria en la dirección correcta.

Una pieza del problema

Si bien el cemento es un importante emisor de carbono, otros emisores de gases de efecto invernadero son responsables del cambio climático . Simplemente reformar la industria del cemento solo resuelve una parte del problema. La dependencia mundial de los combustibles fósiles no parece estar disminuyendo incluso cuando las tecnologías verdes se vuelven más asequibles.

Sin embargo, muchos países están comenzando a aceptar que el cambio climático es un problema. El Acuerdo de París fue creado para limitar la cantidad de calentamiento global que ocurrirá. La Unión Europea planea volverse climáticamente neutral para 2050. Se está haciendo mucho, pero si no aceleramos el proceso, puede ser demasiado tarde.

Subir