Londres es el hogar de la primera zona de emisiones ultrabajas del mundo (ULEZ)

Cambio climático

Londres está liderando la carga contra la contaminación del aire de los vehículos al introducir la primera Zona de Emisiones Ultra Bajas (ULEZ) del mundo. Los vehículos liberan una serie de gases nocivos de sus escapes, incluidos el dióxido de carbono y el óxido de nitrógeno.

Ambos están clasificados como gases de efecto invernadero que aceleran el cambio climático , pero el óxido de nitrógeno contribuye en gran medida a la contaminación del aire. Actualmente, el aire en Londres está por encima de los límites legales de óxido de nitrógeno permitidos. La ULEZ se creó para mejorar directamente las condiciones del aire en Londres.

En el comunicado de prensa, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, enumeró múltiples razones por las que esta Zona era necesaria. El aire tóxico es responsable de acortar la vida de los niños , así como de aumentar las posibilidades de asma, cáncer y demencia en quienes están expuestos a él.

¿Qué es exactamente la ULEZ?

A partir del 8 de abril de 2019, la ULEZ entra en vigencia en una pequeña sección de Londres. En esta zona se está desincentivando la circulación de vehículos mediante el cobro diario. Todos los automóviles, motocicletas y camionetas que no cumplan con las pautas de emisión tendrán un cargo de 12,50 libras ($16), mientras que los camiones, autobuses y autocares tendrán un cargo de 100 libras ($130).

Para averiguar si su vehículo cumple con los requisitos, se creó una herramienta en línea para ayudar a los residentes. Esta zona actual estará vigente hasta 2021, y en ese momento se ampliará. Después de seis años, el aire de la región contendrá cantidades de óxido de nitrógeno que se encuentran dentro del límite legal.

Se está mejorando el transporte público

Autobús rojo

Cualquiera que haya hecho un viaje al Reino Unido debería estar muy familiarizado con la famosa flota de autobuses rojos. Debido a las estrictas pautas de emisión de esta nueva zona, toda la flota, que consta de 9200 vehículos, se mejorará para cumplir o superar las pautas actuales establecidas por la ULEZ. Se espera que esta actualización se complete en octubre de 2020.

Por supuesto, Londres no es el único que intenta reducir las emisiones del transporte público. A principios de este año, tanto el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, como el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, comenzaron a crear una legislación que mejorará la financiación de la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA).

El transporte público es un factor clave para reducir significativamente las emisiones de los vehículos. Cuanto mejor transporte público hay, menos necesario es que los residentes tengan un automóvil. Y cuanto menor sea el número de automóviles en la carretera, menos emisiones se liberarán.

Subir