Esto es lo que ocurrieron los principales retrocesos ambientales el día 1 de la administración Biden

La administración de Biden prometió retrocesos ambientales desde el primer día, y la administración no defraudó. En su primer día en el cargo, el presidente Biden firmó 17 órdenes ejecutivas sobre una amplia gama de temas, incluido el cambio climático.

Estos son los 3 principales retrocesos ambientales que ocurrieron el primer día en el cargo del presidente Biden.

Nota: hubo varios otros retrocesos, como los estándares de combustible para automóviles, así que asegúrese de consultar un desglose completo de las órdenes ejecutivas.

1. Volver a unirse al Acuerdo de París

El cambio más conocido e impactante fue que Estados Unidos solicitó volver a unirse al Acuerdo de París. Esto iniciará un breve proceso que permitirá a la nación volver a unirse al acuerdo con casi otras 200 naciones.

Esto pondrá a los Estados Unidos en una posición para ayudar a liderar a otras naciones a volverse ecológicas cuando comience el proceso mismo.

2. Revocar el permiso del oleoducto Keystone XL

El oleoducto Keystone XL estuvo retenido en los tribunales durante años, pero la administración anterior otorgó el permiso. La administración se apresuró a anular esto y la construcción del oleoducto se detendrá.

Este es un duro golpe para la industria petrolera porque el transporte del petróleo por todo el país es parte integral de la industria.

3. Suspensión temporal de la perforación en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico

Una de las decisiones más controvertidas ha sido permitir que las compañías petroleras perforen en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico. Si bien eso terminó en un fracaso porque ninguna compañía petrolera se presentó a las subastas, la posibilidad permaneció.

Sin embargo, una suspensión temporal está en efecto. Esto evitará cualquier perforación en el refugio durante algún tiempo.

La energía verde es el futuro de América

Energía verde

Una cosa que estas órdenes ejecutivas han dejado muy en claro es que no hay lugar para el petróleo en el futuro de Estados Unidos. La nueva administración se compromete a buscar fuentes de energía verde y hacer la transición de nuestra red eléctrica a cero emisiones de carbono.

Sin embargo, ese plan llevará algún tiempo.

El plan actual es preparar a la nación para el cambio y prepararla para alcanzar esa meta para 2035 .