Día Mundial del Suelo 2020

Las plantas solo pueden sobrevivir como resultado de los nutrientes que les proporciona el suelo del que crecen y el sol que brilla sobre ellas. Y el 5 de diciembre es el Día Mundial del Suelo, el día en que celebramos y concienciamos sobre el suelo.

La idea de este día apareció por primera vez por la Unión Internacional de Ciencias del Suelo en 2002. Y en diciembre de 2013, las Naciones Unidas reconoció el Día Mundial del Suelo, siendo 2014 la primera celebración.

Desde entonces, la jornada se ha dedicado a concienciar sobre la importancia de la misma y cómo las nuevas técnicas en la agricultura pueden mantener la tierra fértil para las generaciones futuras.

El lema de este año es “Mantener vivo el suelo, proteger la biodiversidad del suelo”.

¿Qué es el suelo?

Cuando muchas personas escuchan el término «suelo», piensan que solo implica suciedad. Sin embargo, en realidad, es una mezcla de materia orgánica , minerales, gases y líquidos. El estudio de los suelos es crucial para nuestra forma de vida, desde la agricultura hasta los cimientos sobre los que se construyen las casas.

Y lo más importante, es lo que permite la vida vegetal en la Tierra.

¿Cómo ayuda a las plantas a crecer?

Jardinería

Las plantas necesitan suelo para crecer y sobrevivir por una variedad de razones .

En primer lugar, proporciona a las plantas una base estable para que crezcan las raíces. Sin estas raíces, las plantas estarían a merced del viento, que podría verlas arrastradas hacia la sombra o hacia un cuerpo de agua.

Si bien puede parecer sólido, en realidad hay pequeñas bolsas de oxígeno en su interior. Las raíces de las plantas utilizan este oxígeno para descomponer el azúcar y liberar su energía para crecer.

Además del oxígeno, también hay moléculas de agua. El agua viaja desde las raíces por toda la planta y evita que se marchiten. El agua es también una materia prima necesaria para la fotosíntesis.

Como todos sabemos, las temperaturas cambian a lo largo del año. Aísla las raíces de la planta para protegerlas de las fluctuaciones. Esto ayuda a las plantas a sobrevivir veranos brutalmente calurosos e inviernos fríos y escalofriantes.

Por último, pero ciertamente no menos importante, está la capacidad de proporcionar nutrientes a las plantas. Esto suele ser en forma de fertilizante que se agrega a las granjas y jardines. Piense en ello como alimento para plantas y todo gracias a la tierra.

¿Qué lo protege?

Hay una variedad de pasos que podemos tomar para proteger el suelo .

Algunos de ellos incluyen el uso del tipo correcto de fertilizante, el riego adecuado, la protección contra la acumulación de agua pluvial y las inundaciones, la plantación de diferentes tipos de plantas, la creación de jardines sin excavación (se coloca tierra adicional sobre el suelo) y mucho más. .

En su mayor parte, estas técnicas son fáciles de seguir. Y si te tomas en serio la jardinería, estos consejos pueden ayudarte a cultivar plantas durante muchos años más.